Imprimir esta página
Lunes, 11 Febrero 2013 20:24

Sal, Luz, y Levadura

Escrito por

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.

 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está los cielos. Mateo 5:13-16

Cuando el Señor llama a sus discípulos les dice en primera instancia de que los haría pescadores de hombres, ahora les dice, en éste pasaje, que son la sal de la tierra y la luz del mundo.

Como cada uno de nosotros somos llamados a lo mismo, veamos lo que el Señor quiere significar con todo ello.

La sal es un mineral que tiene cualidadades propias, se encuentra en estado libre en la naturaleza, es verdad que tiene que pasar por un proceso de refinamiento para ser usada como alimento, pero la sal es siempre sal, por más que se la lave, siempre esta salada, todo lo que toca lo afecta.

En épocas antiguas cuando no existía la nevera, a las carnes y a muchos alimentos se los revestía con la sal para conservarlos, de la putrefacción. Una de las características de la sal es conservar y dar gusto.

El Evangelio es como la sal, con su poder lo afecta todo, cuántas vidas han sido cambiadas por el poder del Evangelio Marcos 9:50 Buena es la sal; mas si la sal se hace insípida, ¿con qué la sazonaréis? Tened sal en vosotros mismos; y tened paz los unos con los otros.

El mundo está en un proceso de putrefacción pero el Señor nos ha enviado a nosotros con su sal para sazonar este mundo con el poder de su conocimiento.
No podemos desvanecernos sino por el contrario debemos revestirnos del Señor y su Palabra para poder afectar en todo el lugar donde estemos.

Siempre ha parecido como si nosotros estuviéramos en desventaja con el mundo pero no es así, más son los que están con nosotros que los que están en contra. En lo natural sucede que lo malo prevalece sobre lo bueno, por ejemplo: una manzana podrida en un cajón pudre a todas las demás, pero en Dios es diferente, ej.: la cueva de adulan. Como David afecto con la sal que había en él a todos los vagabundos y ociosos que se le acercaron, fueron transformados en los valientes de David.

También el Señor dice que somos la luz de este mundo, sólo tenemos que alumbrar.
La luz tiene que estar en un lugar donde pueda ser vista, e ilumina todo lugar oscuro, así alumbre vuestra luz dice el Señor.

Vemos que en este punto el enemigo es como que siempre ha querido que tengamos una actitud apocada, una actitud de derrota frente a todas las cosas, tenemos una fuerte tendencia a ocultarnos, pero ese no es el deseo de Dios, el quiere que nos manifestemos, no con soberbia pero si con humildad con los atributos que el Señor nos dio. Sabiendo que lo de Dios es más fuerte que lo de los hombres.

El ejemplo de las redes de los pescadores que no tienen que tener olor ha pescado. Los peces huyen del olor a pescado y cuantas veces nos equivocamos en la pesca, nos queremos hacer mundanos para ganar a los que están en el mundo y no es así. Es una mala interpretación de este pasaje 1ra Corintios 9:20-22 (Me he hecho a los judíos como judío, para ganar a los judíos; a los que están sujetos a la ley (aunque yo no esté sujeto a la ley) como sujeto a la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley; a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley. Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos).

Siempre hemos pensado que vamos a ganar a los que están en el mundo con la apariencia, a veces con la mentira y no es así. En términos generales hay dos formas de pescar,  la pesca con anzuelo o con red, el anzuelo es el engaño, el pez ve la carnada y cuando va a comerla queda atrapado por el anzuelo, pobrecito el pececillo fue engañado. La red viene de frente y no se la puede evitar el pececillo fue atrapado no se pudo escapar pero nadie lo engañó, así es el Evangelio.

Es por eso que el éxito en la evangelización esta en ser lo que somos en el Señor y en hacer lo que sabemos en cuanto a la fe. El éxito en la programación de las radios cristianas está en ir con el Evangelio de frente.

Vemos también la figura de la levadura que en la mayoría de los pasaje bíblicos es sinónimo de algo malo, aquí en Mateo 13:33 nos da la clave de lo que produce el reino "El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado".

Así es el reino debemos ser consciente del efecto que produce el reino cuando se vive en plenitud. "el Reino es el ámbito del Espíritu de Dios, que demuestra el señorío de Jesús". Y la vida que es levadura en un mundo oscuro, es aquella que tiene el poder del Espíritu Santo.

Debemos ser consciente de quiénes somos y lo que tenemos, debemos saber que todo lo podemos afectar con el reino de Dios.

No puede haber mezcla, el caso de Daniel, José y tantos. que afectaron todo su entorno, a pesar de que se movieron en ambientes extremadamente contradictorio.

Debemos ser consciente de lo que tenemos y busquemos de manifestar lo que Dios ha puesto en nosotros, en la medida que lo hagamos vamos a ver la gloria de Dios, porque el respalda poderosamente todo lo que es de Él.

En la medida que manifestemos el poder de Dios afuera de la Iglesia  vamos a comenzar a ver la gloria dentro, ¡¡Aleluya!! Dios te bendiga.

Ernesto Lozano

Ernesto Joaquín Lozano Quinteros.

Pastor y comunicador cristiano. Argentino, naturalizado español, con más de 30 años en el ministerio, pastoreando varias congregaciones en Argentina y desde Marzo del 1997, radicado en España, uniéndose al Ministerio A Los Pies del Rey desde Enero del 2011, compartiendo el ministerio pastoral de la Iglesia Nuevo Nacimiento en Murcia y Levántate y Resplandece en la Ciudad de Águilas, Murcia. Conduce actualmente varios programas en Radio y Television Vida: Historias Para Contar, Todos Somos Familia, y Más Allá De Nosotros.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.