Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Martes, 29 Octubre 2013 18:36

La ira de Dios sobre España

  • Una carta a los pastores de España en la que se profetiza "pobreza y miseria" y también la gloria de Dios sobre la nación
Escrito por

Hace unos 25 años vi en visión del Señor los montes de España que ardían. También vi por dos veces como las aguas se iban de la nación, es decir, una gran sequía comenzaba a asolar España, a la vez que recibí palabra del Señor que decía: “Llevaré a esta nación a la miseria, por causa de su maldad. Mendigará y mendigará y nadie le echará una mano”. Algunas de estas cosas las comuniqué a los líderes de la iglesia en la que yo era uno de los ancianos.

Querido/a siervo/a del Señor.

Me llamo Aurelio Martinez y tengo 62 años. Estoy casado con Grethe y tenemos dos hijos de 30 y 27 años. He sido ministro del Evangelio en la organización “Asambleas de Dios”, hoy FADE, hasta que el Señor nos envió a Noruega, donde vivimos actualmente.

El Señor fue mostrándome a lo largo de estos años, su ira contra nuestra nación, por causa de la maldad cometida a lo largo de nuestra historia y por la maldad que seguimos cometiendo.

BREVE RESUMEN
De todos es conocido el genocidio llevado a cabo contra los pueblos centro/sudamericanos durante la conquista y colonización de América, donde cientos de miles o millones fueron exterminados por nosotros, los españoles. La exclavitud, la violencia, las violaciones, el desprecio, el saqueo del oro, etc., acompañaron tal genocidio.

Como consecuencia de este exterminio, fue necesario continuar con la “mano de obra barata” y para ello fueron traídos esclavos de África, convirtiéndose África en almacén de esclavos para los españoles. Cientos de miles o millones fueron llevados a nuestras colonias durante siglos. Cientos de miles o millones de esclavos africanos murieron bajo nuestra tiranía. La exclavitud, tiranía, violación etc., igualmente acompañaron aquella mortandad.

¿Y qué diré acerca de la Inquisición?. Usted sabe muy bién de lo que estoy hablando. Isabel “la Católica” expulsó a los judios de España y ella misma tomó en sus manos las riendas de la Inquisición. Miles de personas fueron quemadas vivas en hogueras públicas mientras eran objeto de burla y humillación (judios, protestantes, etc.). Por la Palabra de Dios, bién sabemos las consecuencias de maldecir al pueblo judio (Gen. 12:3). También torturas, encarcelamientos, robo de sus bienes.

Paso ahora a mencionar la lucha constante contra Dios, contra la Palabra de Dios y contra los hombres y mujeres de Dios, mantenida por los emperadores, reyes y gobernantes, a lo largo de nuestra historia. Y al día de hoy, continuamos dando culto a ídolos de madera, de piedra, imágenes, huesos, escapularios... Y esto lo llevamos haciendo por siglos.

No deseo extenderme mucho, pero es necesario hablar del aborto, corrupción, blasfemia y burla de lo santo, prostitución y trata de blancas, orgullo, vanagloria y mentira. Usted con seguridad añadiría muchas otras cosas y yo también.

POR TODA ESTA MALDAD, ESPAÑA Y LOS ESPAÑOLES ESTAMOS BAJO JUICIO DE DIOS
Esta es la razón principal por la que los españoles no responden al Evangelio. Alguien podrá decir que la iglesia en España está creciendo. Si se refiere a los locales, les diré que ciertamente es así, pero hablo de la iglesia española, es decir, de los españoles que se salvan y se unen al Cuerpo de Cristo. Me temo que entonces la respuesta es diferente.

Por años hemos anunciado por palabra de Dios el juicio sobre nuestra nación , con señales que fuí recibiendo del Espíritu Santo, y también por años hemos llamado a la iglesia en España al arrepentimiento personal, y al arrepentimiento y confesión por los pecados de la nación. Hasta el momento no ha habido una respuesta verdadera,  para desgracia (nunca mejor dicho) nuestra y de nuestro país. Tal confesión hubiera traido un enorme beneficio, pues se hubiese evitado en gran manera el juicio de Dios sobre nosotros y sobre nuestra nación: Oí literalmente del Señor: “Ya veré como es vuestro lloro y vuestro cilicio, según sea, tal vez me arrepienta de algunas cosas, no de las otras”.

Hay mucha evidencia en las Escrituras de que Dios vela sobre el mal y lo trae sobre las generaciones venideras: Daniel 9:8 “Jehová veló sobre el mal y lo trajo sobre nosotros”. También hay mucha evidencia en las Escrituras de que ayudamos a la nación, sanando las heridas antiguas, mediante el arrepentimiento y la confesión por los pecados de la nación.  Veamos: Ex.20:5 / Lev. 26:39-42 / Esdras 9:6-7 / Nehemías 1:6 / Nehemías 9:1-2/ Nehemías 9:34-38 /Sal. 79:1-8 / Sal.106:6 / Is.14:21-22 / Is. 65:6-7 / Jer. 14:20 /Lam. 5-7 / Dan. 9:8 / Dan. 9:14-16 / Mat. 23:29-36 / Luc.11: 47-51.

En Hebreos 10:31 nos dice: “Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo”. Nosotros hemos caido en manos del Dios vivo. Le diré lo que ésto va a significar por palabra de Dios:

LO QUE VI DEL SEÑOR
Lo que vi del Señor y que relato en los dos puntos siguientes, parece que no solamente se trata del juicio de Dios sobre España, sino también, del juicio de Dios sobre las naciones. Ambas revelaciones las recibí fuera de España. Me limito a relatarlo ya que España también está incluida en ellas.

1ª VISIÓN: Vi el planeta tierra desde lejos. Pronto, comencé a correr por él. Vi un gran terremoto y una enorme brecha a lo largo de la tierra y que con seguridad afectaba a varias naciones, entre ellas estaba España. Vi cómo se hundían en esa enorme brecha edificios, casas y personas.Vi el Planeta Tierra muy seco, casi desértico y muy pobre, con casas de barro. Vi que las gentes corrían sin rumbo, pues no había dónde esconderse. Estaban aterrorizadas y gritaban: es el juicio de Dios. Yo les contestaba: sí, es el juicio de Dios, arrepentíos. No me escuchaban. Las gentes buscaban dónde esconderse pero no había lugar, y gritaban de nuevo: es el juicio de Dios, y yo les decía, sí, es el juicio de Dios, arrepentíos. Caían del cielo estrellas y fuego o fuego con azufre. Identifiqué esta vision con el relato de Apocalipsis 6: 12-17

2ª VISIÓN: Encontrándome en el día del Señor, participando en el culto al Señor, vi en visión del Señor una mano fina delante de mí. La mano tenía anillos de oro (uno de ellos con una esmeralda), una pulsera y otras joyas. Comenzó a sacudirse de arriba abajo en un movimiento rápido, y comenzaron a desprenderse todas las joyas, los anillos y la pulsera. Todas las joyas cayeron y no se veían. Vino a mí la palabra , POBREZA.

Creí que había terminado la visión, pero la mano continuó sacudiéndose a mucha velocidad y comenzaron a caer las uñas, después la piel, después los músculos, quedando como un amasijo de carne ensangrentada. Comprendí que el empobrecimiento y miseria de la tierra venía en dos fases. Parece que la primera fase es la que está aconteciendo en la actualidad, pero que viene otra fase terrible de pobreza, miseria, dolor y sangre.

ALGUNAS REVELACIONES QUE SOMETO
- Vendrá un gran terremoto, al menos uno, el cual será de unas dimensiones imprevisibles, quizás como nunca antes ha existido.
- Recibí del Señor que la miseria y pobreza, avanzarán sin detenerse en nuestra nación.
- Los incendios avanzarán y no se detendrán, llegando a las ciudades. Vi vehículos que salían de las carreteras huyendo de los incendios.
- La sequía tampoco se detendrá. Paradójicamente caerán tremendas lluvias torrenciales que traerán grandes inundaciones y sepultarán a las personas.

(algunas de estas cosas ya están aconteciendo, pero es sólo
primicias de lo que viene, lo cual será catastrófico, impensable)


Volverán las acciones terroristas. Vi específicamente que un policía perdía los dedos de una mano en una de las acciones.
- Vi grandes y terribles manifestaciones por las calles y la violencia era tal que se usaban armas de fuego. Oí que era necesario comprar alimentos para 30 días y guardarlos, pues no habrá alimentos en 30 días. Entiendo que la falta de los alimentos es con ocasión de las manifestaciones que probablemente paralizarán el país (este comentario final es sólo un pensamiento lógico. Lo anterior es palabra que he recibido de Dios)
- Vi igualmente una nueva Inquisición. Ahora se trataba de la Inquisición llevada a cabo por protestantes que perseguían a los creyentes protestantes (a la iglesia del Señor).
- Oí del Señor que España es echada de la Comunidad Europea.
- Vi una nueva guerra civil en España. Por dos ocasiones vi la guerra civil, y por dos ocasiones me fue mostrado el lugar por donde comenzará, y será por Galicia.
- Recientemente vi que caían los tres bancos más importantes de España: Banco de Santander y dos bancos más, uno de ellos es un banco cuyo nombre son varias siglas, y el otro no me fue revelado. Vi a los empleados, que pedían, casi de rodillas, que no los echaran de sus puestos de trabajo.
- Y, muy recientemente, oí del Señor que la sentencia sobre España es firme, irrevocable.

EL SEÑOR SE LEVANTA COMO PODEROSO GIGANTE
Pero, en medio del caos total, vi también levantarse al Señor en medio de la nación como poderoso gigante, extendiendo Su Reino a lo largo y a lo ancho de nuestra nación. y mientras veía estas cosas, yo decía: “Jesús se levantará y extenderá Su Reino después del caos”

Le escribo esta carta para que usted sea testigo de que tales acontecimientos no son producto de la casualidad y que los fenómenos naturales, aunque siempre han acontecido, forman parte del juicio de Dios sobre España y sobre los españoles, y en cuanto a la pobreza, le diré que no se trata como algunos alegan, de ciclos en los que la economía fluctua, pero que vuelve a su cauce. Nuestra terrible realidad es que estamos bajo el juicio de Dios.

Oslo a 11 de Octubre del año 2013

Consiervo en Cristo. Aurelio Martinez

Aurelio Martínez

Anciano de las Asambleas de Dios, de testimonio constatado como hombre fiel y de oración. Actualmente reside en Oslo (Noruega) y desde allí ha enviado diferentes mensajes que ha recibido para España.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.