Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Martes, 19 Junio 2018 09:29

La siguiente gran ola: Preparen sus redes para la más grande cosecha de nuevos creyentes

  • Rick Joyner, Fort Mill, Carolina del Sur
Escrito por Radio Televisión Vida

Las visiones de la cosecha que viene: comiencen a buscar redes

En 1987, recibí una extensa visión de la cosecha que viene. Vi dos grandes olas de la cosecha venidera. La primera que vi emergió un par de años después de tener esa visión, dando como resultado la cosecha y el crecimiento más grandes en la historia del Cristianismo durante el siguiente par de décadas. En la visión, se me mostró que esta primera ola comenzaría a retroceder al final de su tiempo, al igual que una ola en la orilla retrocede después de llegar tan lejos como puede en la playa. A continuación, vi una época de relativa tranquilidad espiritual antes de la siguiente ola. Esta vez era necesario prepararse para la siguiente ola mucho más grande.

Hemos estado en este período del retroceso de la primera ola y de relativa tranquilidad espiritual desde hace ahora más de una década. Hay muchas señales crecientes de que se acerca la siguiente gran ola. ¿Estamos preparados para esto?

Pues la cosecha más grande pronto estará sobre nosotros, y debemos comenzar a buscar las redes para sostener la captura.De estas redes, podemos esperar que emerjan iglesias de odre nuevo. Como todas las transiciones espirituales, cuando sucede esto, no es probable que estas iglesias de nuevo odre comiencen con tanta definición como muchos desean. Probablemente sean desconcertantes para quienes estén acostumbrados a las formas institucionales y jerárquicas de liderazgo de la Iglesia. Necesitamos considerar cómo parecería la Iglesia que tiene realmente a Jesús como su Cabeza.

La Iglesia será diferente de lo que esperamos

Si vemos la manera en que el Señor construyó la Iglesia del primer siglo, comenzó de una forma relativamente ambigua. Al ir madurando, adquirió más estructura de una manera orgánica y natural. Parecía más como algo organizado por Dios que muchas de las formas y los patrones que han inventado los hombres desde entonces. Recuerden, una búsqueda básica del caminante es intentar ser parte de lo que está construyendo Dios, no los hombres.

Prácticamente todo mover de Dios en la historia ha sido radicalmente diferente de lo que la mayoría de los hombres esperaba, incluso los que más desearon y oraron para que Él se moviera.

El Señor no me ha mostrado toda la estructura completa de Su Iglesia, pero me ha enseñado algunos aspectos de la misma. Lo que he visto es la llegada de algunas unidades eclesiales muy poderosas pero relativamente pequeñas. El tamaño óptimo parecía estar entre ochenta y ciento veinte. Eran flexibles, receptivas e ingeniosas, y cuando crezcían rápidamente, se multiplicaban en nuevas unidades más pequeñas para permanecer flexibles y receptivas.

Esto no significa que no habrá ninguna iglesia grande o mega-iglesias. En otras ocasiones, me han sido mostradas "fortalezas de la verdad" que eran como grandes bases militares para el ejército del Señor. Sin embargo, un elemento clave de cada iglesia será que está dirigida por el Señor, no por los hombres. Por supuesto que el Señor utiliza a los hombres, pero hay una diferencia entre estar dirigidos por políticas institucionales, doctrinas y métodos impuestos por los burócratas espirituales y ser guiados por el Espíritu Santo.

Una necesidad inminente son "redes" que puedan sostener la pesca que viene sin romperse. Los estudios han indicado que solamente cerca del 5% de la gente que toma una decisión para Cristo en estos tiempos se une realmente a la Iglesia. En el primer siglo, "todos" los que se comprometieron con Cristo fue agregados a la Iglesia. El mensaje podría ser una razón de los bajos resultados de hoy, pero gran parte de ello tiene que ver con que la Iglesia es tan rígida y arcaica que a los nuevos creyentes les cuesta mucho adaptarse, o incluso encontrar ahí al Señor al que le dieron su vida. Una vez más tenemos el versículo desafiador en Apocalipsis 3:20 donde Jesús está fuera de las puertas de Su propia Iglesia para ver si alguna persona le abre:  "He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo".


La cosecha más grande de nuevos creyentes

Estamos al borde de uno de los acontecimientos más grandes de toda la historia y la más grande cosecha de nuevos creyentes que haya habido nunca. Los nuevos creyentes que nunca han sido parte de la Iglesia serán relativamente fáciles de discipular. En cierto momento, también se agregarán los que han estado en una vida de iglesia rígida del "viejo odre". Podemos pensar que esto será un desastre y debemos mantener separados a estos grupos, pero podrían también ser una gran ayuda los unos a los otros. ¿Cómo?

Durante los años próximos emergerá un nuevo factor en la vida de la Iglesia: la presencia manifiesta del Señor. Será de nuevo como era en el primer siglo, cuando todos experimentarán un sentimiento constante del asombro y maravilla ante las grandes cosas que el Señor está haciendo. Aun cuando la mayoría de los nuevos creyentes en la Iglesia del primer siglo salieron del rígido judaísmo de la época, realizaron el cambio de forma asombrosamente rápida. Pero no todos lo hicieron, y los que se aferraron a su forma de judaísmo se convirtieron en un problema para la joven Iglesia. Asimismo, podemos contar con que algunos que salgan de las versiones más institucionales de la vida de la Iglesia presenten algunos problemas. Sin embargo, el poder y la vida de Cristo Jesús en medio de Su pueblo superarán esto fácilmente.

¿Qué podemos hacer para estar listos para esta inminente cosecha? Ése será el tema de los próximos mensajes, y entonces continuaremos con los capítulos finales del libro de Apocalipsis.

Rick Joyner
Morningstar Ministries
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Sitio web: www.morningstarministries.org

Rick Joyner es el y fundador y director ejecutivo de Morningstar Ministries y de Heritage International Ministries, y es el principal líder de la iglesia Morningstar Fellowship Church. Rick es autor de más de cuarenta libros, incluidos La búsqueda final, A Prophetic History (Una historia profética), y Church History (Historia de la Iglesia). Es también presidente de OAK Initiative (La iniciativa del ROBLE), un movimiento inter-confesional que está movilizando a miles de cristianos que se comprometen con grandes temas de nuestra época, siendo la sal y la luz que fueron llamados a ser. Rick y su esposa, Julie, tienen cinco hijos: Anna, Aaryn, Amber, Ben y Sam.

 

FUENTE: La lista de Elías  (19-06-2018)

Más en esta categoría: « Enmarcando la revelación de Dios

Deja un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.