Imprimir esta página
Viernes, 06 Abril 2018 21:21

Hacienda negocia con Cristiano Ronaldo rebajar su fraude a la mitad si se declara culpable

  • Hacienda estudia retirar uno de los cuatro delitos del portugués y rebajar el fraude a la mitad si se declara culpable, acepta una pena de prisión menor y abona 10 millones de euros
Escrito por Radio Televisión Vida

La Agencia Tributaria estudia la posibilidad de retirar un delito fiscal y rebajar a la mitad el fraude que atribuye a Cristiano Ronaldo por la tributación de sus derechos de imagen. Siempre y cuando, eso sí, se declare culpable y acepte una pena de prisión menor.

Asimismo analiza la alternativa, siempre en caso de alcanzarse un acuerdo de conformidad, de no acusar como cooperadores en los delitos fiscales a los asesores del futbolista, a los que la Fiscalía ha señalado como cómplices en la supuesta actividad delictiva, aferrándose a la sentencia del caso Messi. El escenario que analiza Hacienda, en el marco de la negociación iniciada hace varias semanas entre ambas partes, estriba en renunciar a la acusación al delantero del Real Madrid del delito fiscal correspondiente al ejercicio 2014, en el que Ronaldo regularizó voluntariamente por valor de 5,6 millones los años anteriores y tributó en plazo.

Así lo aseguran a EL MUNDO fuentes próximas al Fisco. Y es que con estos elementos sería muy complicado que prosperara una acusación por delito ese año.

Este último extremo cuenta con una especial relevancia para el proceso, ya que rebajaría considerablemente, a más de la mitad, la cuota defraudada por el jugador en la vía penal, fijada en 14,7 millones de euros por Hacienda.

Admisión del delito
No en vano, sólo en 2014 la Agencia Tributaria advierte un fraude de 8,5 millones frente a los 6,25 millones de euros que aprecia en los tres años anteriores. Eso sí, la condición sine qua non a esta renuncia del Fisco pasa por la admisión por parte del delantero de tres delitos fiscales en los ejercicios comprendidos entre 2011 y 2013, que Hacienda considera innegociables y que deberían llevar aparejada la correspondiente multa, que rondaría el 60% de la cantidad evadida.

No obstante, Hacienda está dispuesta a discutir técnicamente las cuotas de todos los ejercicios. Así, por ejemplo, el Fisco no valora renunciar a la existencia de delito en lo referente a los ejercicios 2011 a 2013 pero, sin embargo, podría ajustar las cifras correspondientes a esos años. Hay otro extremo importante. La Agencia Tributaria examina la posibilidad de renunciar al delito fiscal de 2014. Pero aún en este caso, la reclamación relativa a dicho ejercicio continuaría por la vía administrativa.

En este sentido estaría dispuesta a considerar que la actuación del jugador ese año «no fue dolosa» pero sí «negligente e imprudente», por lo que no va a renunciar a exigir el dinero.

30 millones de euros
En caso de alcanzarse un acuerdo definitivo, Hacienda no va a imponer a Ronaldo que renuncie a defender el fraude del último ejercicio por la referida vía administrativa. Entendería también no sólo que recurriera la liquidación de Hacienda sino que acudiera a la vía contenciosa.

En síntesis, Ronaldo podría cerrar el caso aceptando tres delitos fiscales en lugar de cuatro y una cuota defraudada de unos 6,25 millones de euros. Así, el jugador estaría obligado a abonar esta cantidad junto a la multa correspondiente, que ascendería a más de la mitad -podría rondar el 60%-, por lo que se situaría en unos 10 millones de euros.

Pero todavía le quedaría pelear por la vía administrativa el fraude de 2014, que si Hacienda no retoca, podría ascender a 8,5 millones. Por este conducto la sanción podría oscilar entre el 100% y el 150% de lo defraudado. Es decir, el acuerdo por la vía penal le podría costar 10 millones y si Hacienda se impone por la vía administrativa, unos 20 millones de euros más. Por lo que en el peor de los escenarios para el jugador, en caso de una conformidad en la vía penal a la que se uniera que perdiera la reclamación administrativa, abonaría unos 30 millones de euros.

La importancia de un acuerdo para el jugador se advierte realmente si se compara con el escenario que podría arrojarle una condena tras la celebración de un juicio que, si no media un acuerdo, se celebrará inexorablemente.

Prisión
De no cristalizar el pacto, Hacienda reclamaría al futbolista la cuota íntegra, esto es, los 14,7 millones de euros, y le acusaría de cuatro delitos fiscales que pueden llevar fácilmente aparejado el ingreso en prisión del futbolista en caso de condena. Asimismo, la multa si es declarado culpable por un tribunal podría dispararse hasta el séxtuplo de lo defraudado. O lo que es lo mismo, a 88,2 millones de euros sin contar con los intereses de demora. En total, en este supuesto, la cantidad total ascendería a más de 100 millones de euros.

Todavía quedaría un último escenario para Ronaldo, que sería el de ir a juicio y ganarlo. Se despojaría de esta forma de la pena de prisión y de la multa por lo penal, pero no de la sanción administrativa, que seguiría su curso. Por lo que incluso en este supuesto, Hacienda le podría reclamar más de 30 millones pese a que un tribunal le absolviera.

Tal y como reveló EL MUNDO, el planteamiento inicial realizado por los letrados de Ronaldo, encabezados por el ex magistrado José Antonio Choclán, a Hacienda consistía en pagar «lo que correspondiera» por la vía administrativa si Hacienda renunciaba por completo a la penal. Su defensa ha mantenido siempre que nos encontramos ante una mera discrepancia tributaria y nunca ante un caso que deba llevar un juzgado de instrucción. Esta oferta fue rechazada por la Agencia Tributaria.

Alternativamente, la defensa de Ronaldo se mostró dispuesta a aceptar una cuota mínima de cuatro millones a cambio de admitir la comisión de un delito fiscal. Este segundo planteamiento también fue denegado, al ser muy baja cuantía. Llegados a este punto y con Hacienda sosteniendo en sede judicial que el jugador debería estar en prisión porque «hay contribuyentes encarcelados por fraudes de 120.000 euros», la salida más probable estriba en una fórmula que puede ser un éxito para ambas partes.

Hacienda zanjaría el caso con un Ronaldo confesándose culpable y pagando una importante cifra. Por su parte, el jugador evitaría la cárcel automáticamente y se garantiza zanjar el asunto con una cuantía que, sin pacto, podría triplicarse.Messi ha impuesto al Barça en su último contrato una prima de renovación que salda sus deudas fiscales. Ronaldo tiene pendiente la suya.


FUENTE: elmundo.es (06-04-2018)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.